Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

PreMenstrual

La fase premenstrual es el periodo comprendido desde el final de la ovulación al principio del sangrado. Según la extensión de tus ciclos durará entre dos y tres días a una semana.

Ésta es una de las fases menos entendida y que mas rechazo genera en nuestra sociedad. La otra es el periodo de sangrado, pero de eso hablaremos otro día.

Hay un mito urbano que dice que de toda mujer premenstrual se pone irascible e insoportable.  Algunas se lo creen porque no encuentran la manera de cooperar con lo que sienten. Y si pasa, que la emocionalidad se torna más intensa y que se presenten a revisión las relaciones o nuestros principios vitales esenciales; que podemos experimentar sentimientos de tristeza o enfadado. Hay mujeres que presentan síntomas físicos asociados, como la inflamación de los pechos y el vientre, la apetencia de algunos alimentos.

Las estadísticas dicen que un 80% de mujeres sufren Síndrome Premenstrual, que consiste en una vivencia patológica de éste periodo. Ésta forma de vivir la fase premenstrual es el resultado de la desconexión de nuestro universo emocional.  El elevado número de mujeres que lo padece no quiere decir que sea lo normal ni tampoco inherente al hecho de menstruar.

La fase premenstrual es ineludible y necesaria (como todas) pero no su vivencia cómo síndrome.  Experimentarlo así es un hecho cultural y el resultado directo del cómo nos relacionamos con nuestro cuerpo y sus procesos. Las mujeres que sienten rechazo, consciente o inconscientemente, por su menstruación o que mas desconocen su ciclicidad, mas probabilidades tendrán de experimentar esta fase como un desequilibrio.

Si en lugar de ver patología, vemos éstos síntomas como la manifestación de la Sabiduría Orgánica, podemos encontrar otro lugar desde el que vivir la fase premenstrual, como un momento esencial que nos conduce a un nuevo equilibrio.

Es otra oportunidad para arreglar “nuestros asuntos”

Nuestra energía que durante la ovulación había estado enfocada hacia afuera, manteniéndonos activas y comunicativas, cuidando y nutriendo todo a nuestro alrededor, ahora se torna hacia adentro.

En la fase premenstrual nos conectamos con nuestro Saber Interior, revisamos, separamos la paja del grano, lo esencial de lo superfluo… Es un periodo de reflexión y renovación, cómo en otoño donde las hojas de los arboles se sueltan para nutrir las semillas del futuro…Cómo la Luna cuando mengua, hay menos luz en la noche y nos permite ver todas las estrellas.

Tenemos una sensibilidad extraordinaria para sentir y detectar aspectos de nuestra vida a mejorar.
Se agudiza la intuición.

Suelen presentarse a revisión asuntos sobre nuestras relaciones, sobre nuestras verdades mas profundas, en relación con el trabajo o los proyectos en los que estamos implicadas.  Florecen los conflictos no resueltos y las emociones asociadas a ellos. Llega la oportunidad de preguntarse ¿ es “ésto” lo que quiero cuidar, nutrir y dar forma?

La hipersensibilidad premenstrual es un motor de desarrollo, ahí puedes sentir y ver con claridad los asuntos que te irritan, te desequilibran o te restan energía.
¡¡Es un gran momento!!  Sólo que hay que darle espacio a lo que se presente, mirarlo, vivirlo, detectar cual es el cambio a realizar para encontrar un nuevo equilibrio.

Cuando llevamos mucho tiempo haciendo oídos sordos a los mensajes que recibes en ésta parte de tu ciclo, se acumula el trabajo, se van intensificando los síntómas.

Mientras no resuelvas lo que se presenta,  tus hormonas te van a dar la oportunidad de revisarlo de nuevo, cada mes.

Ésta fase nos pide descanso y bajar el ritmo ¡¡Es fundamental!! Trabajar menos horas, dormir más, delegar responsabilidades…SOLTAR uno o dos días.  Dar tiempo a la interiorización para que llegue la inspiración.  Encontrarás claves en tus sueños, que se harán mas intensos y gráficos. Escucharte y darle espacio a tus necesidades despertará tus verdades más auténticas.

Sería una evolución social sin precedentes que las mujeres organizásemos nuestras agendas laborales según nuestro patrón cíclico, bajando las horas de trabajo en la fase premenstrual y de sangrado.  Si nos permitimos ese descanso, se renueva la energía y todo lo que no hiciste en esos dos días de retiro lo resolverás en una mañana después de tu sangrado.

La sensibilidad a lo que no funciona es la puerta a la transformación.

Si atraviesas y vives lo que te propone tu emocionalidad puedes descubrir que necesidad no está cubierta y saciarla. Puedes preguntarte ¿qué necesito? ¿ qué tengo que soltar? ¿qué hay en mi vida con lo que tengo que cortar? ¿qué no quiero alimentar mas?  Cuales son las semillas que voy a sembrar, cuales deshecho…

Al principio darle espacio a lo que se presenta no es fácil.  Llevas mucho tiempo negando una parte de ti.  Es doloroso porque llevamos una carga inmensa en el cuerpo.  Te has peleado con esa parte y has tratado de ocultarla librando mil batallas contigo misma.

Todo camino se inicia con un primer paso.

Siempre es un buen momento para empezar a conocerte.  Para empezar a observar La Luna y sus fases.  Descubrir tu patrón cíclico usando un Diagrama Lunar.  Busca Círculos de Mujeres y forma parte de espacios de sororidad y apoyo mutuo.

Permítete hacer la revisión que te propone éste momento y una vez tengas tu asuntos al día, la fase premenstrual es pura creatividad. Es la fase maestra en la que descubres y decides que cambios has de hacer, es el momento de soltar lo que no quieres en tu vida…Afinas y enfocas tu energía.

Recuerda, ¡¡todo final es un nuevo inicio!!

 

About the Author:

Facilitadora de bienestar al servicio de la energía femenina. Combino los conocimientos de las sabidurías ancestrales y las de nuestro tiempo para abrirte la puerta a tu autenticidad, para que te conozcas en profundidad y te vivas en plenitud.

Leave A Comment

Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Almudena Ibañez Bermejo, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu consentimiento expreso para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario, descritas en la política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en C/ El barrio 83, Villanueva de la Vera, 10470 - Cáceres, España. 

Acepto la política de privacidad, así como la inclusión de datos en un fichero de titularidad de Almudena Ibañez Bermejo con la finalidad de atender mi solicitud. *